, ,

“De la imagen que des tú, depende la que presupongan de otros reservistas”

El teniente (RV) Francisco Moreno del Collado se incorporó a la reserva voluntaria en 2004 como alférez y recuerda su ascenso a teniente el pasado año como una gran satisfacción. Licenciado en Ciencias Físicas, especialista en Dirección, Estrategia y Tecnologías de la Información y la Comunicaciones y con un MBA, ha compaginado el trabajo con su pasión por la historia y los viajes, lo que le ha llevado a certificarse como Experto Profesional en Cultura, Civilización y Religión Islámicas (UNED) y a asistir a los cursos del Instituto de Historia y Cultura Militar.

Ha impartido cursos y publicado artículos técnicos, de historia y de ficción. Colabora con varias webs (La Nao Va, Hacienda Riquelme Blog) y dispone de un catálogo propio de conferencias de Historia y de Estrategia Empresarial basadas en temas históricos. Además, en la actualidad participa activamente en la evolución del proyecto I Club de Empleo Sénior de Pozuelo de Alarcón.

Y con todo este bagaje a sus espaldas, pasar a la Reserva Voluntaria Honorífica le hace sentir “mayor”. Cuando le preguntamos por qué es reservista, lo tiene claro, y nos da diez razones para ello: “Primero, porque quise ser militar de carrera y, por diversas circunstancias, no pudo ser. Segundo, porque fui alférez de IMEC y guardo de la experiencia un grato recuerdo. Tercero, porque en mi familia hubo un militar de carrera y varios alféreces de la IPS, todos orgullosos de serlo (mi padre entre ellos), así que el espíritu militar no es para mí un concepto nuevo. Cuarto, porque quiero ejercer el derecho y el deber, recogido por la Constitución, de contribuir a la defensa de mi patria (España). Quinto, porque la Reserva Voluntaria ofrece la posibilidad de hacerlo aprovechando y ampliando las capacidades profesionales de cada uno. Sexto, porque la experiencia profesional, y sobre todo humana, que aporta salir durante unas semanas del entorno laboral cotidiano es de gran valor (hay otros mundos y no están en tu trabajo). Séptimo, porque el Ejército es una de las pocas organizaciones que representan a España en su conjunto. Octavo, porque tal y como recoge el Reglamento de la Reserva Voluntaria, los reservistas podemos ser útiles desempeñando una labor de nexo entre la sociedad civil y sus Fuerzas Armadas. Noveno, porque quiero contribuir a la difusión de la Cultura de Defensa. Y décimo: porque me gusta y puedo (podía), a pesar de mi edad”.

¿Cuántas veces ha sido activado y cuál es su experiencia de estas activaciones?
Además de las formaciones básica y específica, en 2004, he estado activado siete veces: 2006, 2007, 2008, 2009, 2011, 2015 y 2016. Las dos últimas en prestación de servicios en mi unidad, el Parque y Centro de Mantenimiento de Sistemas Antiaéreos, Costas y Misiles (PCMASACOM).

Mi experiencia fue plenamente satisfactoria desde todos los puntos de vista, sobre todo por el nivel humano y profesional del personal del Ejército de Tierra con el que trabajé, por el trato recibido y porque me han hecho sentir un integrante más de la unidad. Fueron especialmente gratificantes las activaciones largas porque pude realizar tareas realmente útiles.

Apasionado de la Historia y los viajes, se ha certificado como Experto Profesional en Cultura, Civilización y Religión Islámicas, ¿por qué esa elección?
La formación autodidacta tiene un riesgo: suele estar llena de lagunas. Tras visitar en compañía de mi mujer varios países musulmanes me di cuenta que todo lo que había leído antes y después de cada viaje, y todo lo que había visto, no bastaba para entender todo lo vivido. Por eso hice ese programa de experto en la UNED, que tuve la suerte de que fue convocado por primera vez a la vuelta de uno de estos viajes.

Paco, ¿qué es el Club de Empleo Senior?
El Club de Empleo Senior es un proyecto promovido por el Ayuntamiento de Pozuelo de Alarcón para favorecer la reincorporación laboral de los desempleados mayores de 55 años. Surgió a raíz de una propuesta que presenté en abril de 2016 a través de la iniciativa municipal Tómate un café con tu alcaldesa. 

Además, imparte cursos, publica artículos técnicos, de historia y de ficción, colabora con varias webs e imparte conferencias, ¿cómo es posible tener tiempo para esto, para la reserva voluntaria, para el trabajo, para la familia, y combinarlo todo?
En 60 años de vida hay tiempo para hacer muchas cosas. Además, no haces de todo a la vez. Va por temporadas. Una de las claves para poder realizar varias actividades más o menos simultáneas está en buscar sinergias entre ellas. Por ejemplo, si escribo y doy una charla suele ser sobre el mismo tema.

Está a punto de pasar a Reservista Voluntario Honorífico, ¿qué significa esto?
He tenido la suerte de ser un reservista voluntario muy satisfecho con la experiencia. Y tal vez por eso, ahora me siento un poco triste. Es una etapa de mi vida que se cierra por razón de la edad. Ser un desempleado sénior no me ha hecho sentir mayor. Pasar a ser Reservista Voluntario Honorífico sí.

Desde su experiencia, ¿qué es necesario cambiar en el modelo de reserva voluntaria?
Obviamente muchas cosas, sobre todo cara a sacar partido a las grandes posibilidades que los reservistas ofrecemos a las Fuerzas Armadas. Pero es un tema complejo, con múltiples aproximaciones y que me consta se está estudiando. Me quedo con las últimas declaraciones sobre los reservistas de la señora Ministra y el JEME.

¿Cuáles son los grandes problemas de la reserva voluntaria?
La falta de protección laboral para los trabajadores por cuenta ajena. Para activaciones breves yo conseguía en mi trabajo “permiso para cursos” (por la mañana al cuartel, por la tarde a mi empresa). Sólo he podido acceder a activaciones de prestación de servicios en la unidad cuando me he quedado en paro. Otros problemas son la escasez de activaciones, sobre todo durante la crisis, así como el contacto poco frecuente con tu unidad y la falta de formación militar. Y, por último, el planteamiento global de la Reserva Voluntaria de España que hace que sea mucho menos útil de lo que podría ser.

Algunos consejos para reservistas y futuros reservistas voluntarios.
Sobre la elección de la unidad: mejor escoger una unidad en la que tu experiencia profesional civil pueda ser de utilidad y te facilite adaptarte con rapidez a tu puesto militar. Además, cuanto más cerca esté la unidad de tu lugar de residencia, mejor. Así te será mucho más fácil mantener el contacto fuera de los periodos de activación.

Sobre la actitud durante la activación: En la Fuerzas Armadas (y en las Administraciones Públicas en general) hay cosas que funcionan de modo diferente a como lo hacen en la empresa privada. Pero no necesariamente mejor, ni peor. Intenta aprender cómo se hacen las cosas en tu unidad, antes de pretender enseñar nada. Asimismo, intenta hacer tu trabajo con ilusión y lo mejor posible para que tu activación se perciba como útil a la unidad. Y no olvides que, de la imagen que des tú, depende la que presupongan para otros reservistas.

Sobre el contacto con la unidad: Mantén el contacto con tu unidad entre activaciones. Los militares ascienden, cambian de destino, los sistemas de armas, las herramientas informáticas, los procedimientos, y las normas se renuevan y evolucionan. Si no apareces por tu unidad durante años cada nueva activación será un volver a empezar…. desde cero.

Si te invitan, no dejes de asistir a los actos militares y celebraciones de tu unidad (por ejemplo, el día de la Unidad, o la festividad del Arma o Cuerpo). Es una forma de mantener ese contacto con las personas que serán tus jefes y compañeros durante las activaciones.

Si quieres de verdad que te activen, coméntalo con tus superiores. No te contentes con rellenar un impreso ni esperes a que vayan a buscarte.

Antes de cada activación habla con los que van a ser tus superiores. Puede ser muy útil para ayudarles a planificar cómo sacar partido a tus competencias profesionales y qué tareas encomendarte durante tu prestación de servicios.

De estos 13 años en la RV, ¿qué resaltaría como lo mejor y como lo no tan bueno?
Lo peor, las insuficientes activaciones y la dificultad añadida que supone la falta de protección laboral durante las activaciones para los empleados por cuenta ajena. Lo mejor, como ya dije más arriba, el extraordinario nivel humano y profesional de todo el personal del Ejército de Tierra con el que he trabajado. Me han hecho sentir orgulloso de nuestras Fuerzas Armadas. Ascender a teniente fue también una grandísima satisfacción.

¿Desea añadir algo más?
Quiero agradecer y felicitar a ARES, en particular a los miembros de las sucesivas juntas directivas y a los delegados regionales, la gran labor realizada durante todos estos años. Sin esta asociación estoy convencido que la Reserva Militar Voluntaria tal vez hoy ni existiría.

Hay un último punto muy importante: En abril de 2015, en el reconocimiento previo a la activación, el teniente coronel médico D. Ramiro Lamiel me dijo que en los resultados del electrocardiograma y las medidas de tensión arterial veía una combinación de valores que no le gustaba. Debía revisarme un cardiólogo, antes de darme el apto. Pasé la revisión y pude estar activado. Pero también me diagnosticaron una inesperada aneurisma de aorta ascendente. Sólo unos meses después pasé por una grave operación a corazón abierto que fue un completo éxito (tanto que al año siguiente tuve otra activación). Mis médicos, mi esposa y yo mismo estamos de acuerdo en que el reconocimiento médico en el Cuartel General del Ejército me salvó la vida. Una vez más, gracias.

2 comentarios
  1. Ángel Fernández Niño (AN-RV)
    Ángel Fernández Niño (AN-RV) Dice:

    Estimado Paco: coincido en la mayoría de tus comentarios y exposiciones y no cabe otra actitud que aplaudirlos. Yo también estoy cerca del límite y espero, cuando llegue, asumirlo tan estoicamente como tu. Enhorabuena por todos estos años y gracias por tus experiencias. Mano a la gorra, quiero decir, saludo.

    Responder
  2. Angel carcelen
    Angel carcelen Dice:

    Todos los RV,s. que he conocido son unas personas estupendas y comprometidas con el Ejercito y con España, pero en el caso de Paco esto va más allá y siempre ha constituido un ejemplo para todos, tanto en el ámbito militar como en la vida civil. Que gran perdida tuvo el Ejercito al no poder contar contigo como militar de carrera, nos conformaremos con haber tenido un gran RV. Cuídate y sigue así, seguiremos contando contigo.

    Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *