bien cinco Casino de Madrid socios resolvio
personas donde Casino De Barcelona comercial) tambien
ibiza hold’em Casino de ibiza para habituales
accesopara amigable Gran Casino Costa Brava donde traje
luna conde Casino Conde Luna conde casino
presentaciones permite Casino De Mallorca mallorca full
suertes francesa Casino Castell de Peralada ambos las cambio
Españoles en el RAID de Lombardía. Patrulla ARES.
Escrito por Asociación ARES de Reservistas Españoles   
Jueves, 31 de Mayo de 2012 17:32

RESERVISTAS VOLUNTARIOS ESPAÑOLES EN EL ITALIAN RAID COMMANDO LOMBARDIA 2012

Una patrulla de reservistas voluntarios del Ejército de Tierra, miembros de ARES ha participado en  el “Italian Raid Commando, Lombardía 2012” que ha tenido lugar en la Localidad de Ternate, provincia de Varese, entre los  días 25 y 27 de Mayo.  La patrulla ha logrado un gran éxito,  completando  el  duro raid y  alcanzando un puesto muy meritorio en la clasificación entre un total de 55 patrullas de once países, casi la mitad de ellas formadas por personal militar en activo.

 

El raid internacional de patrullas militares “Italian Raid Comando, Lombardía 2012” es organizado por la Unión de Oficiales en la Reserva de Italia,  UNUCI, siendo uno  entre los más prestigiosos que tienen lugar en Europa. Este año se ha celebrado su 26º Edición.  La participación este año ha sido de 55 patrullas de 11 países, de ellas 20 en servicio activo, 9 de Academias Militares y 26 de reservistas. Nuestra patrulla, única representante española en esta edición,  y entre las muy pocas patrullas españolas que han participado en la historia del raid, ha conseguido la quinta posición entre las de reservistas extranjeros, y la 33 en la clasificación absoluta quedando por delante de varias patrullas en servicio activo de Reino Unido, Suiza y Alemania, entre otras.

 

La patrulla vencedora de raid ha sido por segundo año consecutivo la patrulla suiza ASSU Lugano Hellvetics.  La vencedora de la categoría de reservistas Italianos ha sido ANP d'I Brescia y mientras que la de reservistas extranjeros, la suiza Section Double Pomme.

Nuestra patrulla, formada por reservistas con sólida experiencia en raids de patrullas en España,  ha afrontado el raid tras varios meses de intensa preparación física y técnica,  con actividades prácticamente todos  los fines de semana  desde que planificó su participación y empezó  los trámites para la inscripción y el viaje  a comienzos de este año.  Además de la preparación física  individual por parte de cada componente los días laborables, los entrenamientos colectivos han comprendido largas marchas de endurecimiento con el equipo de combate, sesiones  teóricas y prácticas sobre procedimientos tácticos y técnicos, estudio de manuales de campo NATO y del US Army sobre los que se basan las pruebas de la competición, entrenamiento práctico de rappel, vadeo de cursos de agua, cruce de obstáculos, entrenamiento individual de tiro de los componentes federados en  tiro olímpico,  etc. Todo lo posible a su alcance para conseguir la mejor preparación por sus propios medios.

 

A lo largo de la tarde del Jueves 24 y el Viernes 25 las patrullas fueron llegando a Ternate desde diversos lugares de Europa realizando la inscripción y las gestiones logísticas antes de la competición.

 

 

 

En el Polígono de Tiro

Tiro a 300 mts.

Durante la tarde del Viernes 25 se realizaron las pruebas de tiro en el polígono de tiro de la localidad de Sommalombardo, a una docena de kilómetros de la sede del raid.

 

Desde las 23:00 las patrullas comenzaron a tomar la salida a intervalos de tres minutos. Las 00:24 fue la hora marcada para la salida de nuestra patrulla.  A esa hora se realizo la presentación en el control de salida completamente equipados, enmascarados y dispuestos para la marcha. La primera prueba consistió en responder a un cuestionario sobre la orden de operaciones que había sido entregada unas horas antes para su estudio y se había analizado en el briefing del raid. La patrulla debía recorrer,  en misión de reconocimiento y protección,   el área fronteriza entre una  nación ficticia  tutelada por la ONU en su proceso de estabilización tras el derrocamiento de un régimen totalitario, y el país vecino que seguía dando apoyo a las fuerzas resistentes del gobierno derrocado.

 

 

Estudiando la Orden de Operaciones

 

Antes del Briefing

 

 

La primera parte de la noche transcurrió bajo una lluvia intermitente que dificultaba la visibilidad y orientación, durante la cual las patrullas fueron recorriendo los primeros controles y pruebas: reconocimiento nocturno, control de vehículos en un checkpoint y desembarco tras el cruce del sector  sur del Lago de Comabbio en lancha Zodiac.

Tras el desembarco había que alcanzar el control DELTA ubicado en las proximidades de la cima del Monte S. Giacomo.  La patrulla española alcanzó la cota trochando por  una durísima ruta directa  gracias a lo cual adelantó a varias patrullas.  Tras completar la prueba de reconocimiento con visores nocturnos de unas edificaciones comenzaron el descenso por una pista durante el cual fueron adelantados por dos patrullas que descendían a la carrera.  En el bosque circundante había que alcanzar un paso bajo la vía del ferrocarril para localizar dos balizas y realizar el reconocimiento de una línea de alta tensión que ascendía por una dura pendiente muy embarrada. Al final de este recorrido se encontraba la prueba teórica y práctica de reconocimiento de explosivos y  tras su ejecución, cerca de las 7:30, ya amanecido,  la patrulla de reservistas españoles alcanzaba el  punto GOLF, donde tras reportar vía radio al comandante de la  compañía FALCO, a cargo de las patrullas desplegadas, y completar un formulario sobre el transcurso de la misión le fue entregada una nueva orden parcial de operaciones (FRAGO) para su continuación

 

 

Ultima revisión antes de prepararse para la salida.

 

Tras un breve descanso de media hora para recuperar fuerzas, y después de localizar en los mapas las coordenadas de los controles de la segunda parte de la misión, la patrulla reemprendió la marcha.  Debía dirigirse hacia el Norte, bordeando el límite Este del parque natural de las marismas de Palude Brabbia atravesando aéreas semiencharcadas y nubes de mosquitos hasta alcanzar la orilla a Sur y Oeste del Lago de Varese. La lluvia y fresco de la noche comenzaban a dar paso a un día muy húmedo y caluroso. A lo largo de esta ruta se encontraban las pruebas de reacción ante una agresión NBQ, con un cuestionario teórico a la finalización, la de observación y estimación de distancias y medición de rumbos (desde un punto de observación ubicado en lo alto de otra cota que la patrulla de ARES alcanzo de nuevo campo a través y adelantando a varias patrullas), así como el control del peso del equipo transportado por cada componente. El reglamento de la prueba establece que cada participante debe llevar un equipo mínimo de 10 Kg a lo largo de la prueba, así como casco de combate y otros materiales.

 

Restaban tres  pruebas antes de tomar la ruta de regreso al punto de partida ALFA.   En la espera para la primera de ellas, la prueba de escolta a un convoy, la acumulación de patrullas a la espera  permitió tomar un nuevo tiempo de descanso, esta vez algo más largo, de unos cuarenta minutos.  En estas situaciones, que se dieron en tres ocasiones durante la prueba, se descontaba el tiempo de espera en el cómputo del tiempo empleado por la patrulla para el recorrido, pero se respetaba escrupulosamente el tiempo de llegada de cada patrulla al control para realizar la prueba y reiniciar la marcha. Eran también las ocasiones para relajar la tensión y charlar y confraternizar con las patrullas contrincantes dejando aparte por un rato la rivalidad. Sin duda propiciaban los momentos más agradables de relación y convivencia con los equipos de otros países.

 

La prueba de escolta a un convoy debía realizarse conjuntamente por dos patrullas. A la patrulla de ARES le correspondió colaborar con una patrulla francesa con la que se había estado cruzando en los tramos anteriores de la prueba. Ahora en lugar de competir tocaba colaborar. Lo  primero era discutir y planificar como afrontar la prueba y como organizar el equipo conjunto. Se trataba de formar parte de un convoy de  cuatro vehículos, dos vehículos civiles en el centro del convoy  y un vehículo militar tripulado por cada patrulla a cada extremo enlazados por radio y conducidos por un miembro de la organización a las ordenes de los jefes de cada patrulla. Para la ejecución de la prueba fueron entregadas armas simuladas.  El convoy recorrió algo más de un kilómetro por caminos a través de un bosque de espesura variable intercambiando información de situación en todo momento entre cabeza y retaguardia de la marcha. A la entrada de una espesura se vio obstaculizado por la presencia de un vehículo civil aparentemente averiado.  En el transcurso del control del obstáculo, dos miembros del equipo de cabeza del convoy fueron eliminados por una explosión y elementos hostiles comenzaron un ataque con armas  ligeras.  Los componentes supervivientes del ataque tomaron control de la situación ordenado al convoy retroceder mientras repelían el ataque.

En los puntos KILO y LIMA restaban las pruebas de primeros auxilios y  de asalto y limpieza de una edificación en colaboración también con otra patrulla, en este caso alemana.

 

Desafortunadamente en el último tramo de la ruta de regreso la elección equivocada  de camino en algún cruce desvió a nuestra patrulla  del punto de entrada a la población obligándola  a un rodeo adicional de unos treinta y cinco minutos que la llevo a una situación de gran agotamiento y pérdida de valiosos puntos.

Finalmente, tras alcanzar el punto MIKE en la zona alta de Ternate donde se encontraba la prueba de escalada y rapel y descender de nuevo a hasta orilla del lago Comabbio, la patrulla llegaba al punto de control de llegada a las 18:30. Un abrazo de felicitación por el esfuerzo y la emoción de alcanzar la meta hacían olvidar por un momento el cansancio y agotamiento. Habían sido 18 horas de Raid en las que se habían recorrido casi 45 kilómetros en un tiempo efectivo 14h43’ incluidas las pruebas   y descontando solo  los tiempos de espera neutralizados. La patrulla ganadora realizó el raid en un tiempo efectivo de 12h32’. 51 patrullas consiguieron completar el raid y aparecer en la clasificación.

Tras la competición y después del aseo y breve reposo llegaban la Cena de la Naciones, momento para confraternizar en un ambiente internacional inigualable camaradería. A la finalización, el jefe de la patrulla española entregó una metopa conmemorativa en nombre de ARES al Delegado Regional de la Reserva en Lombardía, General Giovanni Fantasia, quien correspondió con el obsequio de un banderín de UNUCI.

La mañana del Domingo se celebraron los actos de clausura y entrega de premios: Izado de Bandera y honores a los caídos en la plaza de Ternate, desfile hasta el hermoso parque a la orilla del Lago y allí entrega de premios en presencia de autoridades locales y militares, varios generales italianos, y oficiales canadienses, suizos y alemanes entre otros.

Para los componentes de la patrulla de ARES esta ha sido, sin ninguna duda, una de las experiencias más enriquecedoras de su trayectoria como reservistas, tanto desde el punto de vista militar, como competitivo y asociativo. Las lecciones aprendidas han sido innumerables, tanto de cara a futuras participaciones en este u otros raids, como por la propia experiencia militar. Ha permitido también establecer nuevos contactos internacionales, tanto para participación en el futuro en otros raids en el extranjero, como para compartir información de nuestros raids y nuestra asociación con la asociación Italiana y reservistas y profesionales de otras naciones. Una experiencia que se debería repetir en el futuro, si fuera posible con más presencia de reservistas españoles que hasta ahora no se han prodigado en estos eventos. Sin duda requiere un importante esfuerzo personal por parte de los participantes y de las instituciones que los pueden apoyar, pero vale la pena para conseguir una mayor presencia española en este magnífico evento Internacional que, hay que decirlo, hasta ahora ha sido muy pobre. Pensamos que con ello podemos aportar nuestro minúsculo granito de arena en beneficio del prestigio de nuestra Nación y nuestros Ejércitos en el ámbito militar internacional.

Es importante mencionar, para evitar malentendidos, que la asistencia al raid de los reservistas españoles ha sido sin estar activados y que los gastos  logísticos y de transporte han sido afrontados por los miembros de la patrulla, estando a cargo de ARES los gastos relativos a la representación Institucional: Inscripción y  obsequio a la organización. La patrulla ha participado en la competición a título personal, representando eso si a ARES como miembros de la asociación pero sin carácter oficial.

Por último, la patrulla quiere agradecer a la junta directiva de ARES y a otros reservistas y amigos el apoyo y ánimo recibidos para emprender este reto. Y sobre todo, a sus familias.

Eduardo Escudero Sánchez

Alférez del Ejército de Tierra (RV)

Socio de ARES.

(Información sobre el raid en: www.italianraidcommando.it)