, ,

Los valores militares como modo de vida

Entrega del Premio Coraza a Telesforo Angulo, el pasado mes de marzo, en el cuartel Diego Porcelos, durante la celebración de la fiesta de San Marcial.

El teniente del Ejército de Tierra (RV) Telesforo (Foro) Angulo intenta suplir la falta de activaciones  con actividades varias que le llevan, incluso, a visitar a las tropas españolas en Líbano.

“Nunca he dejado de ser un soldado de España”, asegura Foro Angulo. Este empresario de Burgos y socio de la Asociación ARES de Reservistas Españoles, que se dedica a la gestión de residuos además de al desguace y al transporte de vehículos, se inició en la milicia en 1991, haciendo el servicio militar como alférez de IMEC. Por eso,  “cuando se creó la RV tenía claro que ahí tenía que estar”.

No pudo entrar en la primera convocatoria, pero sí en la segunda, en septiembre de 2004. Desde entonces y hasta hace unos siete años estuvo destinado en la Agrupación de Apoyo Logístico (AALOG) nº 51. En su primera activación en la AALOG montó un punto limpio y cuando volvió en la siguiente activación ya tenía personal asignado para realizar tareas de control de calidad, y de ahí pasó a la ITV,  “como colecciono vehículos y entiendo de mecánica allí era feliz”. En sus primeros años en la reserva voluntaria, en la AALOG le activaban todos los años al menos 15 días. “Me apunté también un año que me dijeron que me necesitaban para un curso de carros que se dio para reservistas”, explica, “a todo lo que podía iba”.

Pero llegó la orden de que todos los reservistas voluntarios tenían que salir de las AALOG y se acabó. “A mí me sacaron, no pedí yo el traslado, me dijeron que tenía que pedirlo”, explica el teniente (RV) Angulo. Como en Burgos no hay muchas unidades militares que elegir, intentó meterse en la Legión “porque la Hermandad de La Legión me hizo socio de honor”, cuenta, “pero me dijeron que tienes que pedir una unidad dentro de tu ciudad porque si pides fuera no te van a activar porque ya no pagan los viajes”. Por eso eligió la Unidad de Servicio de Acuartelamiento (USAC) “Diego Porcelos”, en Burgos, donde no le han activado desde entonces, hace unos siete años. “La unidad se porta bien”, señala Foro, “nos invita en el día de la unidad, nos mandó el organigrama para ver donde estábamos cada uno y saber lo que teníamos que hacer si nos activaban. Pero no hay presupuesto, algo que no es achacarle a la Unidad, es lo que toca, nos pasa a todos”. Y ahí se mantiene este teniente (RV) especialista en mantenimiento. Mientras tanto, este año ha renovado su compromiso y, cuando lo hizo, volvió a pedir La Legión, “me dijeron: ‘tú pide lo que quieras pero no te lo van a conceder’”. También lo intentó en la Unidad Militar de Emergencias, “pero me contestaron que mi perfil no encajaba en la UME”, puntualiza.

No tira la toalla en su empeño por servir a España. “Aunque no nos activan hay mucho que hacer, lo que ahora llaman ¨Cultura de Defensa¨ y en ello estoy. Soy Presidente de la Asociación de Amigos del Museo Militar de Burgos, en la que nos dedicamos a promover el Museo y ayudar en lo que se  nos precise. Además, dentro de la Asociación nos dedicamos a las  Recreaciones Napoleónicas para dar a conocer esa parte de nuestra Historia. Lo que prima es la difusión de la Cultura de Defensa y de trasladar los valores que nos inculcaron en la Milicia al resto de nuestros compatriotas”.

El teniente (RV) Foro Angulo en Líbano.

Tal es su compromiso, que el pasado día 16 de marzo le entregaron el Premio Coraza en el Cuartel General de la División San Marcial en Burgos, “por su incondicional disponibilidad cada vez que se requiere su colaboración y como difusor de nuestros valores militares y espíritu acorazado”, señalaban desde la División. Y es que, en palabras del propio Foro Angulo, “con las Fuerzas Armadas participo o colaboro en todas las actividades que me solicitan y puedo, organizando exposiciones de vehículos militares,  marchas por el campo a las que me invitan o visitas a unidades tanto en España como al extranjero”. Son ya dos las ocasiones en las que este socio de ARES ha visitado a las tropas españolas en Líbano, en 2016 y el pasado mes de mayo.”Surge la oportunidad y ni me lo pienso. El problema que tengo es mi trabajo, que estoy muy liado y no puedo ir a todo lo que me gustaría”, puntualiza. Lo importante, explica el teniente (RV) es “estar abierto a lo que te comentan y lo que te cuadre pues te vas, aunque sea de visita” y comenta que hace poco se fue con un amigo a Melilla a hacer una visita a la Guardia Civil y entregarle a la Benemérita una placa de parte de los reservistas de Burgos, gesto que los agentes agradecieron y con el que se mostraron “encantados”.

Bajo su punto de vista es entendible que la falta de activaciones cause desánimo entre los reservistas  voluntarios, “pero yo le digo a la gente que hay muchas cosas para hacer, nosotros con las recreaciones no damos abasto. Somos un grupo de más de 40 personas, que hemos estado recreando en Francia, en Portugal y recorriendo toda España”. Y pone más ejemplos, “soy coleccionista y para promocionar el Museo Militar que estaba de capa caída se me ocurrió hacer actividades como la exposición de vehículos militares”. Además “como el secretario de la Asociación es historiador, da de vez en cuando alguna charla sobre historia de Burgos y a la gente le sorprende mucho”. Porque están “a lo que nos soliciten”. “A todos nos gusta ponernos el verde pero si toca estar de Amigos del Museo Militar vigilando una exposición pues algo es algo, el caso es echar una mano y ya está. Eso es lo que yo hago. A lo que me dicen voy”.

Cuando le preguntamos que si le hizo ilusión recibir el Premio Coraza, explica el teniente (RV) Telesforo Angulo que lo agradece mucho, “pero al final los que estamos ahí lo que nos gusta es ponernos el traje y es lo que se echa en falta”.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *