Las III Jornadas de Ciberdefensa 2018, que han tenido lugar este año bajo el título ‘Operaciones militares en el Ciberespacio’, fueron ayer clausuradas ante un público excepcional y tras haber cosechado un gran éxito de asistencia. 

Un año más fueron organizadas por el Mando Conjunto de Ciberdefensa, que, tal y como señaló ayer la ministra de Defensa, María Dolores de Cospedal en el acto final de las jornadas, “opera de forma eficaz y vigila de manera permanente nuestro ciberespacio de responsabilidad”. 

La ministra además señaló que, “las amenazas desde el ciberespacio afectan de manera directa, y cada vez con mayor intensidad, en la defensa y en la seguridad nacional en España. Y tenemos que contar con los medios y estar a la vanguardia de la preparación y la capacidad de respuesta”.

La ciberdefensa, en resumen, se ha convertido en “un elemento indispensable hoy como nunca lo ha sido antes para defender y proteger la soberanía, la libertad, la paz y el estado de bienestar”, tal y como asegura el Ministerio de Defensa. De hecho, en esta ocasión el ministerio ha considerado fundamental trasladar a la sociedad la importancia de la ciberdefensa, en el mismo sentido que ya se trabaja en los ámbitos internacionales: “Más que nunca, la exigencia de defendernos unidos y juntos como un frente de aliados para nuestros intereses democráticos se antoja como el primer requisito de respuesta”, señaló la ministra. 

El Mando Conjunto de Ciberdefensa,  propuso el pasado mes de marzo crear una unidad de ciberreservistas, integrada por más de 1.500 expertos voluntarios dispuestos a actuar ante crisis provocadas por ciberataques.